la opinión musical de Litoscar

Tuesday, January 16, 2007

James Dean Bradfield


James Dean Bradfield
The Great Western
Sony/BMG, 2006




Desde la dramática desaparición de Richey James en 1994, Manic Street Preachers se ha cargado descaradamente hacia el pop. El último trabajo de la banda, Lifeblood ya anticipaba esto: el disco solista del cantante. Entonces, el lado más gentleman de la banda, representado por James Dean Bradfield, se ve hoy más acentuado con The Great Western.
En 1995 James Dean asumió el control del proyecto y grabaron Everything Must Go. El álbum no sólo cuenta con algunas de las canciones más memorables del repertorio de Manic, si no que descubrió otro ángulo de su potencial, el lado fino y refinado del pop.
Si aquella nueva propuesta y el siguiente This Is My Truth Tell Me Yours representaban un rostro más delicado, este The Great Western es todavía más popero. Es un ajuste de cuentas con el devenir de la banda. Así, el guitarrista y ahora líder puede trabajar en completa libertad sus inquietudes y no insuflárselas al ya merecido respeto contestatario de Manic.
El resultado es un excelente producto de la era pop. Una clase gratis para todos aquellos mercaderes de bazofia que con tal de beneficiar los intereses de los monopolios discográficos se empeñan en querer hacer parecer como artistas a quienes no lo son. Todo proviene de los Beatles y lo sabe. Por supuesto la intensidad melódica no baja de nivel y el sonido es muy fiel al Manic de la etapa James Dean en los 11 tracks. Lo que lo hace un trabajo digerible a la primera oída. Pero como en todos los que colabora este galés hay momentos memorables, en especial en las canciones On Saturday Morning We Will Rule the World y Still a Long Way to Go, que no sólo se quedaran en con la etiqueta de buena canciones de la temporada, si no que se convertirán en clásicos posmodernos.

9 Comments:

Anonymous Anonymous said...

he que pedo charly cuando chingados vas a venir a mty ya quiero las cheves prometidas cabron jajajaja y luego nos pondremos a tomar ron en la central


alma

3:42 PM

 
Blogger Eratóstenes Horamarcada said...

Para cuándo una reseña del Chico Ché, mi Litroscar.

11:53 AM

 
Blogger Cintia said...

pos ni conosco al grupo

...

estoy en alianza con el otro post, ven a mty ya! ahorita esta la llovizna y estamos a 3° asi que no se antoja mucho beber,, pero deja que vuelva a hacer calor y uoooraaaalleeeee...

bueno, mm estas en mi recopilación que será vista en diciembre del 2007


seguimos hablando en el msn

7:06 PM

 
Blogger rogelio garza said...

hey! qué ondita? gracias por el saludo, igualmente de aquí payaso. chido tu blog, muy mágico musical. buenos disquitos, a leguas se ve que eres conocedeaur. me gustó en especial la reseña de los Strokes. por cierto que el sábado 24 tocó Sonic Youth en el Salón 21, qué te digo, mai, rock de verdad...
abraxxxo

el R

7:56 AM

 
Blogger Ismael Lares said...

sólo esto me faltaba para confirmar lo puto que eres, cabrón.

manic street preachers, jazz...hasta morrisey!
no mamar!
bueno, X.
saludos, culei!

9:55 AM

 
Anonymous Anonymous said...

he que pedo charly, ya no te vi en el concert, estuvo chingonsisimo'

oye y siempre que paso, ya eres daddy o que?

bueno te veo el 30 wey, y asi nos tomaremos las cheves prometidas, y un chingo porque estan bara



Alma

3:25 PM

 
Blogger La ninfa vouyerista said...

Ya no le he visto!!

Espero que todo esté de poca madre por allá, y al igual que muchos de los mensajes que pululan por su blog, me uno a la petición: así que, espero que venga un día de visita por acá.

Besos tronados

4:39 PM

 
Anonymous isaac said...

Muy buena reseña aun gran disco, el disco de los manics no demerece tampoco.

7:48 PM

 
Anonymous Donnica said...

Thanks for writing this.

3:48 AM

 

Post a Comment

<< Home